LA INDIA DE JIM CORBETT

Había pasado muchas noches en la selva en busca de animales, pero esta era la primera vez que había pasado la noche en busca de un devorador de hombres. El camino que se extendía justo delante de mí estaba brillantemente iluminado por la luna, pero a derecha e izquierda de los grandes árboles proyectaban oscuras sombras, y cuando el viento de la noche agitó las ramas y las sombras se movieron, vi una docena de tigres avanzando hacia mí, y amargamente, lamenté el impulso que me había inducido a ponerme a merced de los devoradores de hombres.

JIM CORBETT

 

En la falda del Himalaya, descendiendo hacia los valles de Uttar Pradesh, por donde discurren el Ganges y el Sarda, existe una región de bosques y lagos que hace un siglo estaba poblada de animales salvajes y centenares de especies diferentes de aves. Allí se sitúa Naini Tal, el poblado en el que nace Jim Corbett en 1875.


Hijo del administrador de correos local y séptimo de ocho hermanos, desde muy joven comenzó a sentir una profunda fascinación no sólo por aquellos bosques, y los grandes felinos que los poblaban, sino también por los campesinos de las castas más bajas, que los habitaban. En su defensa del tigre de bengala contribuyó a la creación en 1936 de la reserva que hoy en día lleva su nombre: el Jim Corbett National Park.


Cuando, a la edad de setenta y dos años, decide abandonar la India y se traslada junto con su hermana Maggie a la casa que Baden Powell había construido en Nyeri (Kenia), comienza, por fin, a escribir los recuerdos de aquellos primeros tiempos.

 

 

Acontecimientos exclusivos de SOCIEDAD HISTÓRICA

Hoy día es difícil conciliar las palabras “cazadores” y “animales”. En HISTÓRICA no organizamos safaris de caza a ninguna región del mundo. Pero la historia es historia, y nos enseña que las cosas no son nunca ni blancas ni negras, suelen tener matices. No se puede abordar India sin hablar de los “man-eater” o devoradores de hombres, término acuñado allá por el siglo XIX para denominar a los tigres de Bengala que tenían aterrorizada a la población india y que acabaron, en los años 1930, con la vida de entre 1.000 y 1.600 personas. Hoy, HISTÓRICA ofrece una forma diferente de acercarse tanto a la historia como al conocimiento de estos animales, que sobreviven en reservas especiales como el Parque Nacional de Jim Corbett.

TRAS LOS "MAN-EATERS"


  • Explorar los bosques de Nainital y visitar los pueblos afectados por los tigres de Chowgarh, entrevistándose con los pobladores que todavía albergan recuerdos de los devoradores de hombres. Y seguir la pista del felino más letal del planeta en el Parque Nacional Jim Corbett.

ADENTRARSE EN OTRAS CREENCIAS


  • Hay un abismo de confesiones en India. Descubrir todas en profundidad requiere de la colaboración de muchas personas que pueden ofrecer una visión genuina de su propia fe. Convivir con los sijs en su propio templo o reunirse con un monje jaina son algunos ejemplos.

VIVIR BOLLYWOOD


  • El Bollywood tiene una historia de más de cien años, pero sigue más vivo que nunca. El interés de la gente por bailar como sus actores y aztrices favoritos, la pasión por la música, la cultura... originaron la “Danza Bollywood”, que el viajero podrá aprender en este viaje.

PLANIFIQUE SU VIAJE

Si desea recibir información sobre esta propuesta, por favor, haga clic en el siguiente botón y rellene los datos que le solicitamos a continuación, con el fin de poder dar respuesta a su solicitud o pregunta.

 

 

 

 

SOCIEDAD HISTORICA

¡Venga a conocernos!