Organizado y acompañado por Tito Vivas

TRAS LOS PASOS DEL ARCA DE LA ALIANZA

Y en cuanto al Arca de la Alianza... es una obra admirable. Se prendan de ella los ojos; asombra el ánimo, y lo deja estupefacto y maravillado. Es algo espiritual, lleno de compasión; es algo celestial, lleno de luz; es prenda de libertad y morada de la Divinidad, que vive en el cielo y se mueve por la tierra...

PASAJE DEL KEBRA NEGAST

 

Hace tres mil años, el Arca fue creada por el pueblo de Israel, según el mandato personal de la divinidad, en el Monte Sinaí y trasportada posteriormente a Jerusalén. Allí, en el Templo, fue adorada como el más divino de los objetos sagrados. Se trataba de la reliquia que justificaba la relación directa de Dios con su pueblo elegido en la Tierra. Sin embargo, en algún momento de este remoto pasado, el Arca desapareció. Los diferentes indicios que los textos legaron dieron origen a una búsqueda que ha inspirado a creyentes y cazadores de fortunas durante milenios, convirtiendo el Arca en uno de los tesoros más codiciados desde la época de las cruzadas hasta la actualidad.


En el siglo XVIII, el naturalista, explorador y geógrafo británico James Bruce, viajero incansable, estuvo más de doce años en la búsqueda de las nacientes del Nilo Azul. Por su capacidad lingüística fue nombrado cónsul británico en Argel, lo que le sirvió para visitar países africanos como Abisinia (actual Etiopía), de donde se llevó un antiguo ejemplar del Kebra Negast y el Libro de Enoc, libros sagrados etíopes que hablan sobre el paradero del Arca. , tiempo después ambos manuscritos fueron donados a la biblioteca Bodleiana de Oxford.


Y en 1989 un periodista británico llamado Grahan Hancock, hizo una declaración que sacudió al mundo. La legendaria Arca Perdida no se encontraba tan perdida en realidad sino a salvo, escondida en una iglesia de Etiopía a donde había sido trasladada secretamente hace más de mil años. La Biblia narra que en tiempos de Salomón, Jerusalén fue visitada por la misteriosa reina de Saba. Cuenta la leyenda que de la unión de Salomón y la reina Saba nació Menelik I, primer rey de Etiopía. Años más tarde Menelik fue enviado a casa de su padre en Jerusalén para recibir educación hebrea. A pesar de los esfuerzos de Salomón para que se quedara, Menelik regresó a Etiopía con el primer hijo del sumo sacerdote, y se llevaron consigo el Arca. Ya en su reino, la custodiaron en un templo en una isla del lago Tana, en el nacimiento del río Nilo, donde permaneció por ochocientos años. Posteriormente, se llevó el Arca a Axum y se colocó en la Iglesia de Santa María de Sion donde reposa desde entonces. De hecho, en el libro de Hancock se plantea la teoría de que el verdadero motivo de James Bruce para visitar Etiopía era descubrir si realmente los etíopes tenían el Arca de la Alianza y robarla para la Orden de los Masones escoceses. Esta aventura pretende descubrir los secretos que rodean al Arca de la Alianza, sin duda el artefacto religioso más mítico del Antiguo Testamento, siguiendo los pasos de todos estos personajes.

 

 

TITO VIVAS

 

TITO VIVAS: Licenciado en Historia por la Universidad de Alcalá (UAH), con especialización en Egiptología, estudios cursados en el Departamento de Egiptología de la Università degli Studi di Pisa, Italia. Sus intereses se centran en el estudio de la evolución de la religión del Mundo Antiguo y sus relaciones astronómicas, desde sus raíces hasta la aparición de los monoteísmos. Desde 2006 desarrolla su Doctorado en Historia de la Religión, primero en el Instituto de Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y posteriormente en la Universidad de Jaén (UJA), donde obtuvo la Suficiencia Investigadora con el trabajo de Investigación ‘Puertas Falsas: análisis de su evolución y desarrollo político y social en el Reino Antiguo’. En la actualidad, trabaja en su Tesis Doctoral relacionada con cuestiones de astronomía y paisaje en la necrópolis tebana, en el Instituto de Estudios del Próximo Oriente Antiguo (IEPOA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), labor que compagina con el resto de actividades que desempeña en el marco de la arqueología, la docencia y las expediciones turísticas.


Ha participado como arqueólogo e historiador en varios Proyectos en Próximo Oriente, entre los que destacan, en Egipto, la dirección de la excavación del interior del túmulo QH33 en la necrópolis faraónica de Qubbet el-Hawa, en Aswan, con la Universidad de Jaén, o la excavación de la tumba TT353 del mayordomo de Amón Senenmut, en un proyecto desarrollado en la orilla occidental de Luxor por el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Ha participado como comunicante y conferenciante en diferentes seminarios y encuentros organizados por instituciones españolas e internacionales, como asesor en viajes de estudio organizados a Próximo Oriente, y como colaborador en diversos medios de comunicación. Al margen de su labor internacional, ha trabajado en distintos proyectos arqueológicos en yacimientos españoles.


Cuenta a sus espaldas con una decena de expediciones al país africano, siempre con la temática del Arca de la Alianza. En todos ellos ha alcanzado las fuentes del Nilo Azul, ha visitado la tumba de Pedro Páez cruzando el lago Tana o se ha reunido con el patriarcado de la iglesia copta de Axum. En la actualidad, se encuentra escribiendo su segundo libro sobre viajes, esta vez sobre Etiopía, tras la publicación de “El viaje de un egiptólogo ingenuo” (Ediciones del viento, 2017).

 

 

Acontecimientos exclusivos de SOCIEDAD HISTÓRICA

SOCIEDAD HISTÓRICA invita a emprender la búsqueda del Arca a través de las tierras altas de Etiopía desde dos perspectivas diferentes: la primera de ellas implica una búsqueda entre los elementos históricos y arqueológicos que este país ofrece; la segunda forma es a través de la visión mística de los pobladores de Etiopía y, en especial, del clero que forma la Iglesia Ortodoxa de Axum, lugar donde reside el Arca, según los fundamentos de su libro sagrado, “La Gloria de los Reyes” o Kebra Negast. El viaje plantea, a tal fin, una serie de experiencias que se encaminan, de forma paralela, por ambas vías, para un completo conocimiento de la leyenda que origina la propuesta.

NAVEGAR EL LAGO TANA


  • Navegar en privado el Lago Tana hacia islas poco frecuentadas donde las más antiguas leyendas abisinias afirman que residió el Arca de la Alianza durante siglos. Observar, en el camino, hipopótamos, pelícanos y pescadores a bordo de precarias barcas fabricadas con haces de papiro.

EL ARCA EN PROCESIÓN


  • Participar activamente de la celebración religiosa de la Melela, una procesión que se realiza de madrugada, para contemplar el Arca de la Alianza fuera de su santuario, y ser recibido en audiencia privada por el Patriarca Ortodoxo de la Iglesia de Axum para charlar sobre los orígenes de la reliquia.

EL MEJOR CAFÉ DEL MUNDO


  • Degustar un fabuloso café con una familia etíope en una casa particular, aprendiendo los fundamentos de su ceremonia: desde el tostado de sus granos a fuego lento sobre una plancha, pasando por el molido del grano en morteros de madera y piedra. Las hierbas que acompañan, el espeso aroma a incienso...

FORME PARTE DE ESTE VIAJE

 

Si desea recibir información adicional sobre esta propuesta, por favor, haga clic en el siguiente botón y rellene los datos que le solicitamos a continuación, con el fin de poder dar respuesta a su solicitud o pregunta.

 

 

 

 

SOCIEDAD HISTORICA

¡Venga a conocernos!