Organizado y acompañado por el egiptólogo Tito Vivas

NORMAN LOCKYER Y EL AMANECER DE LA ASTRONOMÍA EGIPCIA

La determinación de las estrellas a las que fueron dirigidos algunos de los templos egipcios, consagrados a una divinidad conocida, abrió un camino, como anticipé, al estudio de la base astronómica de algunas partes de su mitología.

JOSEPH NORMAN LOCKYER

 

Joseph N. Lockyer, científico y astrónomo inglés que junto a Pierre Janssen descubrió el gas helio, fundador y principal editor de la presigiosa revista Nature, fue el primero en apuntar que los templos egipcios estaban orientados de manera que en el orto y el ocaso del día más largo del año un rayo de sol atravesaba un pasadizo hábilmente construido que comunicaba con el interior del santuario. Así los sacerdotes podrían determinar la duración del año con la precisión impresionante. Argumentó también que el templo de Amón-Ra en Karnak fue construido de manera que en el orto y el ocaso del solsticio de verano la luz del sol entraba en el templo a través del eje del santuario. Según Lockyer, el propio templo era un instrumento científico de muy alta precisión, pues con él podría determinarse la duración del año con una exactitud considerable.


Del mismo modo, Lockyer, pionero en los estudios de arqueoastronomía egipcia, relacionó los templos con determinadas estrellas de la noche egipcia. Sin embargo, la orientación de los templos respecto a las estrellas solamente puede cumplir su función durante doscientos o trescientos años, porque cada año la salida y la puesta de las estrellas se retarda con respecto al Sol. El templo necesitaría entonces una reorientación, o debería ser levantado otro templo. Luxor, por ejemplo, tiene cuatro cambios bien definidos de orientación en el eje del templo.


Desde aquellos días, los estudios referentes a la astronomía en el Antiguo Egipto han pasado por diferentes vaivenes, y gozan en la actualidad de sus mejores momentos, después de que varios expertos, desde los años 60, se dedicaran al estudio de las escasas evidencias que nos legaron los egipcios sobre esta cuestión.

TITO VIVAS

 

FRANCISCO VIVAS: Licenciado en Historia por la Universidad de Alcalá (UAH), con especialización en Egiptología, estudios cursados en el Departamento de Egiptología de la Università degli Studi di Pisa, Italia. Sus intereses se centran en el estudio de la evolución de la religión del Mundo Antiguo y sus relaciones astronómicas, desde sus raíces hasta la aparición de los monoteísmos. Desde 2006 desarrolla su Doctorado en Historia de la Religión, primero en el Instituto de Ciencias de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y posteriormente en la Universidad de Jaén (UJA), donde obtuvo la Suficiencia Investigadora con el trabajo de Investigación ‘Puertas Falsas: análisis de su evolución y desarrollo político y social en el Reino Antiguo’. En la actualidad, trabaja en su Tesis Doctoral relacionada con cuestiones de astronomía y paisaje en la necrópolis tebana, en el Instituto de Estudios del Próximo Oriente Antiguo (IEPOA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), labor que compagina con el resto de actividades que desempeña en el marco de la arqueología, la docencia y las expediciones turísticas.


Ha participado como arqueólogo e historiador en varios Proyectos en Próximo Oriente, entre los que destacan, en Egipto, la dirección de la excavación del interior del túmulo QH33 en la necrópolis faraónica de Qubbet el-Hawa, en Aswan, con la Universidad de Jaén, o la excavación de la tumba TT353 del mayordomo de Amón Senenmut, en un proyecto desarrollado en la orilla occidental de Luxor por el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Ha participado como comunicante y conferenciante en diferentes seminarios y encuentros organizados por instituciones españolas e internacionales, como asesor en viajes de estudio organizados a Próximo Oriente, y como colaborador en diversos medios de comunicación. Al margen de su labor internacional, ha trabajado en distintos proyectos arqueológicos en yacimientos españoles.

 

 

Acontecimientos exclusivos de SOCIEDAD HISTÓRICA

El viaje que presenta SOCIEDAD HISTÓRICA no es un curso de Egiptología, pero sí una profunda y académica aproximación a los conocimientos que, actualmente, tenemos sobre los aspectos astronómicos y de medición del tiempo por parte de los antiguos egipcios. Durante el itinerario, se pondrán a disposición de los viajeros los más actualizados estudios sobre la materia.

ALINEACIÓN SOLAR DE RAMSÉS II


  • Disfrutar de un amanecer de ensueño en la mañana del 22 de octubre, a las puertas del gran templo de Ramsés II en Abu Simbel, contemplando la maravilla del fenómeno solar que acontece a lo largo de su eje principal, para iluminar las estatuas sagradas del santuario.

PERMISOS ESPECIALES


  • Contar con permisos especiales emitidos por el Servicio de Antigüedades para visitar, en privado, monumentos con una gran importancia astronómica entre sus decoraciones, como la tumba TT353 de Senenmut en Deir el Bahari, o la tumba del rey Seti I en el Valle de los Reyes.

ACOMPAÑADOS DE UN EXPERTO


  • Viajar a monumentos poco frecuentados, para poder analizarlos a través de una perspectiva completamente diferente gracias a las explicaciones de un egiptólogo conocedor del terreno y de los escasos conceptos astronómicos que nos legaron los egipcios.

FORME PARTE DE ESTE VIAJE

 

Si desea recibir información adicional sobre esta propuesta, por favor, haga clic en el siguiente botón y rellene los datos que le solicitamos a continuación, con el fin de poder dar respuesta a su solicitud o pregunta.

 

 

 

 

SOCIEDAD HISTORICA

¡Venga a conocernos!