VIAJES A LA PATAGONIA DE FRANCISCO "PERITO" MORENO

La pintura de la naturaleza patagónica, unas veces terriblemente árida, otras lujosa hasta recordar el trópico, pero imponente siempre, tanto en sus habitantes como en sus áridas mesetas, en sus mantos volcánicos inmensos, en sus elevadas montañas nevadas, en sus volcanes, en sus lagos, en sus ríos, en sus torrentes, en sus bosques, necesita, para ser fiel, la pluma de Humboldt o de Darwin.

FRANCISCO MORENO

 

En 1873, Francisco Pascasio Moreno emprendió su primer viaje a la Patagonia, impulsado por un espíritu de aventura y su interés por la geología y la historia natural. Y ya no dejó de viajar por mandato de las autoridades argentinas hasta el año 1896, cuando fue designado perito de la Comisión de Límites entre Argentina y Chile, lo que le valió el apodo de "El perito Moreno". Sus viajes significaron descubrimientos geográficos trascendentales del suelo austral argentino, abriendo nuevos horizontes a la antropología sudamericana.


En esta región todo invita al viaje y basta caminar un poco para alcanzar recónditos escenarios donde se experimenta la sensación de estar absolutamente solo en el mundo. Los irregulares picos del Monte Fitz Roy, las cristalinas aguas del Nahuel Huapi o la extensión de la estepa patagónica, hacen de este viaje una experiencia insuperable.

 

 

Acontecimientos exclusivos de SOCIEDAD HISTÓRICA

Visitar la Patagonia supone adentrarse en la inmensidad absoluta: grandes praderas verdes o amarillas, lagos color turquesa, enormes glaciares, montañas de formas increíbles... SOCIEDAD HISTÓRICA propone recuperar aquellas rutas heladas que descubrió Moreno en un apasionante viaje por las latitudes australes de Argentina.

CAMINAR SOBRE EL HIELO


  • Caminar con expertos sobre la helada superficie del glaciar Perito Moreno, en un intenso trekking con crampones, o navegar por el río Limay reproduciendo la huída de Perito Moreno del cacique Saihueque en 1875.

DEGUSTAR UN ASADO


  • Degustar un auténtico asado argentino en compañía de una familia de gauchos, guardianes del ganado en los prados de la Pampa, alrededor de los que se ha forjado una cultura de tradiciones, trajes y gastronomía propia.

RECIBIR CLASES DE TANGO


  • Recibir lecciones privadas de tango en un Conventillo (casa colorida) de La Boca, con los profesionales Pablo Nievas y Valeria Zunino, bailarines y maestros de prestigio internacional, creadores de su propio sistema de enseñanza.

PLANIFIQUE SU VIAJE

Si desea recibir información sobre esta propuesta, por favor, haga clic en el siguiente botón y rellene los datos que le solicitamos a continuación, con el fin de poder dar respuesta a su solicitud o pregunta.

 

 

 

 

SOCIEDAD HISTORICA

¡Venga a conocernos!